fbpx
Who is who?

Winnie Harlow, la modelo que llevó el vitíligo a la moda

La joven modelo canadiense que saltó al mundo del modelaje a pesar de padecer vitiligo una enfermedad que despigmenta la piel. En el caso de Winnie es más llamativo porque es negra y las manchas en su piel resaltan más.

Ahora Winnie Harlow se ha convertido en la nueva joya de la industria fashion y cuenta con millones de fans.

Nacida en Toronto, Canadá, en el seno de una familia humilde, la vida de Winnie Harlow –cuyo nombre artístico es Chantelle Young Brown– no fue nada fácil. Con apenas 4 años de edad fue diagnosticada con vitiligo. Por la falta de producción de melanina, la modelo tiene parches claros en las rodillas, los muslos, las manos, los antebrazos, el torso, alrededor de la boca y la nariz y sobre los párpados. Desde entonces su vida se transformó en una eterna batalla: soportó el constante bullying en la escuela y tuvo que aprender a fortalecer su autoestima.

“A medida que fui creciendo, se fue complicando. Cuanto más grandes son los chicos, se hacen más crueles, y sufrí intimidaciones de gente que me llamaba cebra o vaca”, confesó la modelo, que sufrió depresión e intentos de suicidio. Pero con el tiempo y la ayuda de su familia comenzó a aceptarse y ver su enfermedad como algo que le podía jugar a favor. Así decidió lanzarse al mundo fashion en su país natal.

El célebre diseñador Karl Lagerfeld ha dicho que “no es necesario que una modelo sea bonita, sino que debe poseer algo que la haga interesante y atractiva de mirar, para así hipnotizar a quien la vea”.

Al principio no todas las marcas la aceptaban tal como era y ella sabía que no iba a funcionar en cualquier proyecto. Hubo ocasiones en las que la gente no sabía qué hacer con ella: “En mi primer desfile, el maquillador se me quedó mirando y me dijo ‘¿Ahora qué se supone que voy a hacer?, tendré que esconder las manchas’, y en ese momento me levanté y le hice ver que no tenía que cubrir mi piel: ¡ésta soy yo!, cuenta Winnie.

Harlow logró desfilar para varias marcas en el Toronto Fashion Week, protagonizó un video del cantante de música electrónica JMSN y fue la imagen de la campaña “Natural Me”, producida por la escritora y fotógrafa canadiense Shannon Boodram, donde muestra su enfermedad.

Cuando cumplió la mayoría de edad, Winnie se trasladó a Estados Unidos para estudiar periodismo y seguir tocando puertas en la industria de la moda.

Y la suerte estuvo de su lado. Recientemente fue seleccionada entre las 14 finalistas para el vigésimo primer ciclo de America´s Next Top Model, bajo la conducción de la top model Tyra Banks; fue contratada como imagen de la tienda virtual Show Studio y realizó varios editoriales bajo las órdenes del fotógrafo Nick Knight.

Hoy, después de todo lo recorrido, Harlow es considerada exótica por sus manchas simétricas en el rostro. La modelo ha comentado que diseñadores y fotógrafos hablan de ella casi como de un tesoro y le ha sorprendido cómo lo mismo que le causó tanto dolor y burla, ahora es motivo de alabanzas y halagos.

“Cada vez que pensaba en regresar inmediatamente, decía no, ¿por qué? si esto cada vez se pone mejor”, recuerda Winnie cuando dejó Canadá para instalarse en Estados Unidos.

Actualmente, sigue con la carrera de Periodismo y pretende ejercer ambos oficios de manera paralela en el futuro. La joven se ve viajando y participando en la semana de la moda.

A través de las redes sociales, Winnie da apoyo y conversa con chicas que padecen lo mismo. Falta poco para que todos puedan ver a Winnie en el ciclo America’s Next Top Model, y la modelo aseguró que uno de sus fuertes es evidente: “Mucha gente tiene una historia de vida particular, la mía está pintada en mi cuerpo”, dijo en un discurso motivacional que ha podido compartir en diferentes lugares, entre ellos, el centro estudiantil donde tanto la molestaron en su etapa colegial.

Instagram ha sido una de sus principales vidrieras; hoy en día la siguen más de 116.000 personas en una cuenta en la que ha hecho 450 publicaciones, entre las que se incluyen sesiones donde posa sobre una vaca de manchas negras y blancas, fotos de su infancia y divertidas selfies. Ella quiere demostrar que es posible triunfar hasta cuando las adversidades están a flor de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Need Help? Chat with us